La familia espiritual en la formación de discípulos

La familia espiritual en la formación de discípulos

Jesús mandó a sus discípulos a ir haciendo otros discípulos en todas las naciones (Mateo 28:18-20). Una manera de entender el principio del discipulado en la iglesia local es por la analogía de la familia. Todos nacimos en una familia. Tenemos un papá y una mamá. Además de padres puede haber hermanos mayores. Vamos creciendo y madurando por medio de los procesos básicos y por la participación normal en la familia. De la misma manera, al nacer de nuevo, iniciamos una nueva vida espiritual. Los más pequeños aprenden de los más grandes. Los maduros y sabios enseñan a los jóvenes. Ellos aprenden de sus experiencias. Todos seguimos a Jesús; y estamos siguiendo a otros hermanos también. Alguien puede aprender de usted. ¿Quién le está siguiendo a usted mientras sigues a Jesús?

Sed imitadores de mí, así como yo de Cristo. 1 Corintios 11:1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *